Saltar al contenido

Libertad, esclavitud y pobreza.

No son pocas las personas que confunden y mezclan ambos conceptos como si esclavitud y pobreza fueran lo mismo o como si tuvieran una relación inseparable.

pobreza-672x372.jpg

Lo miremos por donde lo miremos pobreza y esclavitud no tienen ninguna relación, los defensores de esta postura argumentan que si una persona es pobre entonces no tendrá la suficiente libertad para elegir un trabajo digno con el que desarrollar su vida, por lo que las personas pobres serían en realidad esclavos.

Todo esto sería viable de no ser porque si una persona considera que está siendo explotada o esclavizada en su trabajo siempre tiene la opción de rescindir su contrato y buscar otro trabajo en el que se sienta más conforme. A lo largo de la historia un esclavo jamás ha tenido la posibilidad de abandonar a su amo sin la propia voluntad de este amo, la única forma de conseguir la libertad era a través de la liberación por parte de los amos.

Un buen ejemplo lo encontramos en la Antigua Roma, donde existían hombres que eran esclavos y “libertos” que eran esclavos liberados. Se daba la situación de que los libertos podían ganarse la vida pero seguían siendo pobres, como no podía ser de otra manera en la época, y los esclavos no eran libres para abandonar a sus amos pero estos no les dejaban morir de hambre para así poder continuar con su tarea forzosa. Así pues, en Roma había libertos pobres pero que eran libres y esclavos que al ser mantenidos por sus amos no eran pobres.

Por tanto, una persona puede ser pobre y libre, otra cosa muy distinta es que una persona pobre no tenga las mismas oportunidades y el mismo poder de adquisición de bienes materiales que una persona rica o que una persona de clase media.

También se suele confundir de manera intencionada el hecho de que haya muchos empleos precarios con que los trabajadores sean esclavos, que existan trabajos que casi nadie desee pero que se ven obligados por las circunstancias a aceptarlos porque de lo contrario pueden perder su casa, dejar de alimentar a su familia, etc no es lo mismo a que sean esclavos. Una persona pobre puede salir de esa situación de pobreza, eso sí, será un proceso duro y que tardará tiempo en conseguir.

Hoy en día todas las personas son libres, o casi todas, y afortunadamente la pobreza se sigue reduciendo a niveles históricos.

Categorías

Liberalismo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: